El Monte Ombligo CXLV

Planos de Celestis.

“Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino” (Gabriela Mistral).

Los anillos empezaron a funcionar enseguida no bien las tres naves se reunieron. Las imágenes mostraron a Kate, Noa y Nebnefer. Poco después la nave de Anubis y la Ha’tak volvieron a la Vía Láctea, lo cual alivió al Supremo Señor del Sistema.

El plan había funcionado a las mil maravillas, en parte debido a la suerte que habían tenido.

Mas esta se podía volver adversa en cualquier momento. Se encontraban en una galaxia desconocida que ni siquiera Moros conocía. Aquellos que vivieron en la misma hacía mucho tiempo que habían muerto o ascendido… apenas quedaba recuerdo de la misma.

Podían encontrar cualquier cosa. O a cualquiera.

-Salvo a los Ori -dijo el Antiguo socarrón.

Ra gruñó:

-¿Quieres dejar de hacer eso?

Era como pedirle peras al olmo.

Sin embargo, tenía razón. La amenaza más grave había desparecido. Lo cual no quería decir necesariamente que no pudiera haber más.

-Tenemos que llegas hasta el final.

-Suponiendo que sepamos cuál es -replicó el Antiguo Supremo Señor del Sistema.

En ese momento entraron los tres por la puerta. Kate llevaba con ella el artefacto diseñado por Moros. La niña corrió entusiasmada hacia los controles mientras el escarabajo se detenía ante Ra que le aseguró:

-Todo ha ido bien.

El escarabajo asintió mientras Kate preguntaba:

-¿Y ahora qué?

-Habrá que seguir adelante -comentó Moros.

Eso sonaba demasiado obvio. Ra quería saber hacia dónde pues si no se tenía claro el destino era como si no se avanzara realmente; y eso en una galaxia como aquella era una perdición.

Noa replicó segura:

-Hay que ir con Adria.

No había dicho ‘a por’ sino ‘con’. El mismo lenguaje revelaba su segura intención, no la dejaría de lado ni el último milisegundo. Era admirable, pero la parte protectora de Ra temía lo que pudiera implicar… lo cual supondría para él lo peor que él habría vivido en toda su existencia.

El anciano comentó con lógica:

-Estará en el centro del poder de los Ori.

Noa inquirió:

-Entonces estaría bien ir allí, ¿no?

Todos estaban de acuerdo en ello y lo demostraron con gestos afirmativos. Sin los Ori no sería tan peligroso acercarse allí, siempre y cuando la situación se mantuviera así. Por ello no podían pecar de confiados, debían tener todos sus sentidos en alerta.

-Y eso es… -quiso saber Kate.

Ra repuso frustrado:

-Será como buscar una aguja en un pajar.

-Tampoco tanto -indicó Moros-. Tiene que ser el planeta que cuente una estructura social y tecnológica más avanzada.

El antiguo Supremo Señor del Sistema:

-¿Y cómo podemos medir eso?

Entonces el escarabajo voló hacia las pantallas del puente y se posó en uno de los teclados. Lo que mostraba una de las pantallas cambió radicalmente y mostró la galaxia… Primero esta apareció entera y luego se amplió viendo una parte cada vez más pequeña hasta llegar a un sistema solar; junto al cual aparecían un montón de datos parpadeantes en el antiguo idioma.

-Parece que Neb ya lo sabe -indicó Noa entusiasmada.

Kate frunció el ceño:

-No entiendo nada.

-Eso tiene fácil arreglo -repuso Moros tranquilamente. Tocó un par de botones desde su silla y el idioma de la nave pasó a ser Inglés.

La joven sonrió satisfecha y replicó:

-Gracias, eso está mucho mejor -el sistema solar cedió el paso una visión espacial de un planeta- ¿Este es el planeta?

Nebnefer asintió y dejó que Kate lo leyera:

-Celestis.

-Suena muy celestial -ironizó Ra-. Apuesto a que será de todo menos eso.

Seguramente no lo era.

-Pero ¿qué hay allí? ¿está Adria? -planteo Noa.

El escarabajo parpadeó afirmativamente.

Moros a su vez comentó pensativo:

-El caso es que esa imagen se me hace conocida.

Ra replicó perplejo:

-No me digas que lo conoces.

-No personalmente… pero nuestros antepasados nos legaron sus recuerdos -explicó el Antiguos-, para conservar nuestra Historia y que no se pierda.

Eso sonaba muy lógico. A fin de cuentas eso era lo que aportaba la raza divina a los Tau’ri. Esa capacidad de retener sucesos del pasado para que no se olvidasen y así se aprendiera de ellos para evitarlos o buscar repetirlos según fuera su naturaleza.

-¿Qué nos está enseñando entonces? -quiso saber el antiguo Supremo Señor del Sistema.

El Antiguo contestó:

-Nuestro planeta natal y el de los Ori.

La imagen cambió otra vez para revelar una fastuosa ciudad en medio de un lago que se había creado entre unas montañas nevadas.

-Bueno, eso sí parece celestial -valoró Ra muy a su pesar. Tenía que admitir que sabían cómo venderse, hacerse atractivos ante sus fieles. A fin de cuentas él también había recurrido a técnicas parecidas.

El Antiguo negó con la cabeza:

-No, eso no me suena.

Noa le preguntó a Nebnefer:

-¿Está ahí Adria Neb?

Este se lo confirmó previamente a que la imagen cambiara una vez más. Ahora se veía una montaña anodina.

-¿Pero y eso qué es? -quiso saber Kate curiosa.

Noa parecía desconcertada:

-Pero si ya sabemos dónde…

-Nebnefer tendrá una razón para mostrar esa montaña -le dijo Ra mientras el aludido se posaba en el hombro de la niña.

Kate leyó el nombre que identificaba aquel paraje:

-Ortus Mallun -alzó una ceja al intentar traducir- ¿El mal lugar?

Su hija, que conocía el idioma, la ayudó:

-No Ma, es el ‘lugar donde surgieron los males’.

-Ese fue nuestro último hogar antes de partir hacia la Vía Láctea -aclaró Moros intrigado a su vez.

Ortus Mallun.

Anterior

Fuentes:

Imagen superior: stargate.wikia.com: http://stargate.wikia.com/wiki/City_of_Celestis

Cita: rasesypensamientos.com.ar: http://www.frasesypensamientos.com.ar/frases-de-camino_2.html

Imagen inferior: stargate.wikia.com: http://stargate.wikia.com/wiki/Ortus_Mallum

Anuncios

Un comentario en “El Monte Ombligo CXLV

  1. Pingback: El Monte Ombligo CXLVI | Anuska Martínez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s