El Monte Ombligo XCIV

Puedes ser una persona muy pacífica y con gran capacidad de diálogo pero si aquel que te ataca no tiene intención de escucharte ni de parar tu única solución es defenderte.

 

Noa se quedó sorprendida con las palabras de su nodriza a la cual veía inquieta y molesta lo cual no era nada bueno porque si había algo que pudiera ponerla en ese estado es que era algo muy malo.

-Aniquilación?

-Los Ori fueron los que masacraron a tus antepasados y los hicieron marcharse de su Galaxia para acabar en esta -le respondió con toda la delicadeza que pudo pero sin ocultarle la verdad. Aún que era difícil hablar de delicadeza cuando se estaba tratando la muerte de miles de personas.

-¿Por qué? -le preguntó contrariada Noa ante aquella revelación, no entendía esa forma de actuar, la de arrebatarle la vida a otras personas- ¿ por pensar diferente?

-Sí, por no creer en su religión, Origen -sentenció Sonia.

“¿Con qué derecho?” se sublevó mentalmente Noa. ¿A qué venía esa intolerancia siempre? Si la gente se respetaba podían convivir teniendo diferentes puntos de vista, no había necesidad de luchar y mucho menos de matar.

Había gente que aún teniendo pensamientos, creencias o conceptos totalmente dispares habían acabado juntas y formando una familia. Una familia aún mucho más rica ya que sus hijos conocían las dos caras de la moneda y también aprendían del gran respeto que se tenían mutuamente sus padres.

La diversidad enriquecía a los seres, la variedad de pensamientos y elecciones era lo que formaba este gran tapiz que era el universo. Si todos fuésemos igual, si todos fuésemos el mismo hilo puesto uno tras otro seríamos un tapiz en blanco, sobrio, carente de vida, ilusión, imaginación.

-Ellos no piensan como tú ni como los Alteranos Noa -le dijo con una pequeña sonrisa la nodriza siguiendo su línea de pensamiento. Estaba orgullosa de aquella jovencita a la que había ayudado a crecer, día a día le demostraba que era y también se convertiría en una gran persona, un motivo más para evitar que los Ori destruyeran la vía Láctea.

-¿Y vienen… vienen a… imponer su religión? -luego la joven mostrando su gran perspicacia agregó- pero… si son como los Alteranos… ¿contarán con sus dones no? y su tecnología.

Las luces parpadearon mientras Sonia asentía diciendo:

-Así es.

Noa apretó los labios preocupada, sabía lo suficiente de los dones y la tecnología Antigua como para comprender que, a parte de que la galaxia aún se estaba recuperando de Kebechet, no contaba con los suficientes recursos para hacerles frente.

-Pero entonces… ¿cómo podemos evitarlo?

-Buscando las claves en el pasado. Porque todo es cíclico. Y si aprendiste del ayer estarás camino de estar preparado para el mañana -respondió Sonia de forma medio críptica.

Noa hubiera preferido una respuesta más directa pero conocía lo suficiente a su nodriza para saber que si no se la daba era porque quería que ella misma la descubriera, igual que cuando era más pequeña y quería que razonara algún problema o puzzle que se le atravesaba.

Por eso mismo la jovencita no se quejó de que no hubiera sido más concisa, en vez de ello se sentó en la cama donde estaba Nebnefer tranquilamente dormido y luego subió sus piernas para luego cruzarlas de forma cómoda.

-Cuando te pregunté sobre los Ori dijiste que era una larga historia, luego me esbozaste un poco el principio al decirme que los Alteranos se habían ido de su galaxia para no ser aniquilados por completo -hizo una pequeña pausa para luego sonreír-, si las claves están en el pasado me gustaría conocer esa historia entonces.

Anterior

Anuncios

Un comentario en “El Monte Ombligo XCIV

  1. Pingback: El Monte Ombligo XCV | Anuska Martínez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s