El Monte Ombligo LIX

No esperes que el azar te regale lo que tú puedes ganar si lo trabajas.

-Yu es actualmente el Señor del Sistema más veterano -presentó Egeria-. Es bastante pragmático y metódico.

El aludido saludó con un asentimiento de cabeza cortés.

-Es toda una referencia -apostilló Atón-. Su influencia evita muchos impulsos desastrosos.

Baal quiso enmendar la plana:

-Un poco aguafiestas.

-No le hagas caso -le recomendó Kali a Noa, antes de presentarse a su vez-. Yo soy Kali, aliada de Bastet durante mucho tiempo.

Egeria sonrió y presentó al que quedaba pero que no estaba presente:

-Y Olokhum, que se ha ido con tu madre, es uno de sus grandes amigos, ella lo ayudó a ver la verdad.

-Vaya… -comentó admirada para luego sonreír muy interesada en todos ellos, acto seguido quiso saber- ¿cuántos más hay?

Atón tomó la palabra entonces:

-Están nuestras hermanas Maat, Sejmet, Wadjet y Nejbet; tus tíos Osiris e Isis y tus primos Weneg y Rattaui.

-No te olvides de Selket -comentó Egeria-. Ella es la madre de los Ashrak, los asesinos y espías.

Noa inquirió perpleja:

-¿Asesinos y espías?

-Los falsos dioses tendían a contratarlos para que hicieran el trabajo sucio -explicó Atón.

Baal se rio entre dientes:

-Una dura competencia para la Tok’Ra y Olokhum.

Egeria replicó:

-Ya no.

-Pero llegaron a vuestro objetivo -se ensañó el Señor del Sistema.

Yu, aunque parco de palabras, intervino:

-Para entonces dejó de serlo y además actuaron en un terreno expuesto.

-De otro modo no lo habrían conseguido -aseguró Kali.

-¿La Tok’Ra? -preguntó ella sin conocer nada de ellos y luego se quedó confundida con todo lo que estaban hablando, de modo que acabó admitiendo- Me he perdido un poco.

-Demasiada información -rio Baal.

Nirrti rodó los ojos. Egeria dijo conciliadora:

-Tendremos tiempo para contártelo todo.

Noa se rascó la nuca sonrojada y comentó avergonzada por el comentario de Baal:

-Ver las imágenes es una cosa, entenderlas otra

Atón entendió que refería a que al evocar aquellos recuerdos, ella los había visto. Pero sin un hilo conductor o que clarificara la relación entre todos, aquello sería simplemente una maraña de imágenes con muy poco sentido.

-Por lo menos tienes esa ventaja -dijo Atón de buen humor-. La mayoría de la gente tiene que conformarse con textos o imágenes reproducidas.

Estaba convencido de que, aparte de Nirrti y él mismo, los demás veían en su vergüenza un reflejo del antiguo anfitrión de Ra.

La niña admitió:

-Eso sí… -luego sonrió- a veces es muy útil.

Sonia les aclaró:

-Los que nos están viven en quienes los recuerdan.

-Y prosiguen su obra -dijo Atón previamente a proponer- ¿Qué tal si esperamos a Kate en el comedor?

Baal lo celebró con socarronería:

-Ahora hablamos el mismo idioma.

Nirrti rezongó señalando discretamente el arcón cerrado:

-¿Entonces qué hacemos con ella?

-Lo mejor será que esté encerrada en un estanque desde el que ella pueda ver el exterior pero sin que otros la vean -repuso Atón-. Así, si todavía le quedan valedores, no vendrán a visitarla de peregrinación o a intentar liberarla.

Yu inquirió:

-¿Y cómo harás eso si saben que está viva?

-Proclamaremos que está muerta -respondió Atón ágilmente- Incluso podemos incinerar públicamente el cadáver de un simbionte a modo de demostración.

Ángelo valoró:

-Eso también ayudará a los que se levantaron contra ella.

Sí, eso supondría un revulsivo para animarlos a seguir luchando. Aquella escena, aun siendo mentira en cierta medida (Kebechet estaba muerta en lo que a influencia se refería), los reconfortaría con respecto a amigos y familiares que hubieran muerto. Verían que nada fue en vano y que su pesadilla habría llegado a su fin.

-Podemos montar una escenografía muy dramática -apuntó Atón-, que resultaría tan convincente como indiscutible.

Los demás respondieron, cada uno a su manera, con gestos de conformidad. Juzgó oportuno aquel momento para presentarles su plan respecto a los dominios de Ra:

-Se me ha ocurrido que Ángelo suceda a Padre para que no haya vacío de poder de modo que ni haya vacío de poder ni nadie pueda pretenderlos -hablaba de los consortes y Señores del Sistema menores que podían ver los dominios como medio para ganas posiciones-. Eso ayudará a estabilizar los dominios y podremos restaurarlos a su estado original… ayudando así a Nebnefer.

Nadie discutió su plan, lo que significa que lo aprobaban. Nadie quería más territorios, ya tenían suficientes con los suyos y con el trabajo que habrían de realizar para pacificar la galaxia y curarla del mal que la había arrasado.

-¿Y respecto a Tau’ri has pensando algo? -cuestionó Yu.

Atón suspiró previamente a aceptar lo que era obvio:

-Ese es un tema más delicado. Si queremos ayudarlos tendremos que hacerlo discretamente y desde abajo.

Ángelo opinó:

-Sigo pensando que lo infiltrar a alguien en Tau’ri tal y como están las cosas ahora es una mala idea -dio un par de golpecitos sobre el reposabrazos de su asiento, antes de agregar- Y si revivimos a O’Neill.

Aquellas palabras causaron una gran sorpresa. El primer epatado fue Atón que confesó:

-No se me había ocurrido.

-¿Y por qué no hacerlo? -planteó Egeria previamente a decir divertida-. El padre de su compañera la Mayor Samantha Carter, es el anfitrión de Selmak… podría ser un contacto.

Ángelo terció:

-Quien dice O’Neill, dice el SG-1 al completo.

-¿No nos estaremos precipitando  un poco? -dudó Bastet.

Baal desde luego optó por desviarse:

-¿No nos íbamos al comedor?

-Este tema lo tenemos que concretar cuanto antes -apremió Yu-. De ello depende el cómo vean los Tau’ris el Universo fuera de la galaxia.

Egeria apoyó la idea diciendo:

-Además admitámoslo, su equipo y él se han ido ganando a cada raza de la galaxia de un modo u otro y nos han salvado en varias ocasiones.

Anterior

Anuncios

2 comentarios en “El Monte Ombligo LIX

  1. Pingback: El Monte Ombligo LXI | Anuska Martínez

  2. Pingback: El Monte Ombligo LX | Anuska Martínez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s